Introducción

 

 

 

1.- Introducción
El conocimiento de los diferentes grupos raciales de la especie bovina es fundamental ya que se han cometido errores en el pasado y siguen repitiéndose en la actualidad por el conocimiento superficial que se tiene de las razas, especialmente con respecto a los aspectos funcionales y de capacidad de adaptación. No es cultura de lastre el saber sobre los atributos y debilidades de un puñado de razas; un asesor técnico fracasará y hará fracasar al ganadero si le da una recomendación inadecuada sobre la raza que más le convendría explotar
¿Cómo explicarnos la introducción del ganado Belga Azul en el trópico húmedo?, ¿saben quienes lo han introducido sobre las particularidades del clima del país de origen del Belga Azul? Lo mismo puede decirse de la raza “Tarantesa” de reciente introducción en México. Es una raza montañesa de los Pirineos Franceses y los que la introdujeron en México la colocan, en primera instancia, en el desierto Zacatecano. ¿Tiene esto alguna lógica? Otro ejemplo nos amplía la visión de los muchos errores que se cometen: la raza Piamontesa de origen italiano, formada y adaptada en la región Noreste de Italia (llanura del río Po), cuyo clima no se parece nada al clima tropical húmedo, y es exactamente en este clima en donde sus introductores la han establecido desde el principio; ¿es esto razonable? De aquí que sea necesario entender que el conocimiento de las características funcionales y de adaptación de las diferentes razas es fundamental.
Los animales de cualquier raza son unidades de producción que funcionan mejor o peor según se adapten o no a una circunstancia ambiental. El hombre no puede por simple capricho o arrogancia técnica hacer que un animal de clima frío se adapte al clima tórrido. Tiene que entender al animal no sólo por sus características físicas, sino también por sus características funcionales y de adaptación.
El concepto raza se define como aquel grupo de animales con características comunes que se transmiten sin variación de una generación a otra. Las razas de ganado bovino se clasifican en dos grupos: 1. Grupo Europeo o Bos Taurus, y 2. Grupo Indopaquistano o Bos Indicus.
Las razas del grupo europeo son numerosas y se distinguen claramente dos grupos la de orientación cárnica y la de orientación lechera; además, son las más productivas del mundo, resultado esto de la mayor aplicación de ciencia y técnica en su crianza aunado al clima favorable en que se desarrollan y desde luego a una mejor alimentación y manejo. La raza del grupo Bos Indicus ha tenido notable auge en países del área latinoamericana y al menos dos razas sintéticas se han gestado con cruzas de este grupo: a) la Brahaman, y b) la Indobrasil.
En las vastas regiones tropicales de América Latina, el Bos Indicus o Cebú es el ganado predominante, ya que el trópico es su ambiente natural y su adaptación ha sido fácil. En general son razas estupendas, sin compararse en rendimiento con las europeas. Con el avance tecnológico estas razas muestran una productividad asombrosa.